Paz y tranquilidad


Hemos estado los últimos del 2013 y la casa es perfecta para descansar, desconectar de la ciudad y recuperar para el 2014. El entorno es una delicia. Ixabel y Mariano junto con sus hijos, además de perro y gato, son una familia encantadora que te hace sentir como en casa.
Gracias por el bizcocho y los huevos. Volveremos.

Belén y Eduard
En pareja Fecha de estancia: 27 dic 2013 Fecha de opinión: 01 ene 2014

Comments are closed.